Animales disfrazados de otros animales

Las ideas
Teatre de Salt, 3 de noviembre de 2017

Con Las Ideas, Federico León escoge centrarse en la creación, mostrando el proceso a través del resultado. Él: director, autor e intérprete tira la primera pelota, la primera idea, el primer pensamiento… A la cual su colaborador (Julián Tello) responde sin rodeos. Así va el juego, como una partida amistosa de ping-pong. Nace una idea, charlan, la modelan… ping-pong, ping-pong… se les escapa la pelota, y sin apenas percatarse, pasan a la siguiente.

En algún momento temprano de la función, este par de colegas hablan sobre la importancia de capturar imágenes de todo lo que sucede. Es así como comienzan también a proyectar cuanto han filmado, creando un marco dentro de otro marco, un espacio nuevo y abstracto en el que el espectador se siente integrado. En el transcurso de esta obra, el contenido audiovisual pasa de ser un accesorio, a ser una parte esencial del lenguaje teatral escogido por León, un lenguaje original, vivo y punzante.

Esta dramaturgia de León es tan natural, que podría parecer improvisada, si no fuera por la impecable sintonía entre lo dicho y lo visto, la sincronización entre las palabras y el contenido audiovisual. Uno de los temas reiterantes de este caótico proceso creativo es la veracidad de los objetos mostrados. El protagonista tiene una fijación, casi obsesiva, con crear un producto creíble, que de no ser real, parezca serlo.

Las ideas no sigue el guion clásico: Introducción, nudo y desenlace. Esta obra se sale del molde, permitiendo al espectador adentrarse en el delirio creativo de otra dimensión. Sorprendiendo con un final que no dejará a nadie indiferente. Como las imágenes provocan las ideas, las ideas provocan el pensamiento. Este es un análisis de la cultura visual, un análisis desde adentro.

La creación no tiene orden, la creatividad no tiene límites.

Abigail Parris

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *